Stephie Knopel, una historia de coraje

“No existe solo una fórmula para ser emprendedor. Nunca jugué con un arduino cuando era chica, pero hubo varios componentes de vida que me llevaron por este camino. Creo que es una mezcla de 80-20, 80% de decisiones que uno toma y 20% de Serendipity: lo que encuentras cuando estás buscando otra cosa.”

Comparte en tus redes

Share on Facebook Tweet about this on Twitter Share on LinkedIn Share on Google+ Email this to someone

“No existe solo una fórmula para ser emprendedor. Nunca jugué con un arduino cuando era chica, pero hubo varios componentes de vida que me llevaron por este camino. Creo que es una mezcla de 80-20, 80% de decisiones que uno toma y 20% de Serendipity: lo que encuentras cuando estás buscando otra cosa.”

Así comienza Stephie Knopel la entrevista que concedió a Nube Cowork, haciéndose un tiempo entre viajes y varios proyectos, porque esta valdiviana desde que emigró a Santiago para estudiar publicidad, luego a Tel Aviv y que hoy esté en Silicon Valley, no se detuvo hasta convertirse en emprendedora y no cualquiera, ya que hoy en día es reconocida a nivel mundial gracias a la aplicación para smartphones “Personal Heroes”.

De Valdivia a Santiago, Tel Aviv y Silicon Valley

El deporte jugó un rol preponderante que condicionó su carácter. Gracias al atletismo supo de trabajar en equipo, manejo de la frustración, no temerle al fracaso, condiciones imprescindibles que debe tener un emprendedor.

“Trabajé 12 años en publicidad y detectando tendencias.  Llega un minuto donde te das cuenta que tu compromiso esta en otro lado: no con un jefe o una compañía sino con una idea. Algo más grande que tu. Te enamoras de un problema, no de la solución y no hay vuelta atrás. “Ser emprendedor para mi no es un tema de opciones ya: es LA alternativa para mi. Es mi forma de vivir la vida, de pensar, hay una palabra que aprendí en Tel Aviv, uno de los ecosistemas más grandes de emprendimiento. CHUTZPAH. Las ganas y los cojones de HACER”. 

El hecho de nacer y vivir en Valdivia la marcó.  Ver a su padre convertirse en agricultor, tomar el campo que heredó de su familia y levantarse a las 6 am para ir a trabajar un sábado. Invertir tiempo, dinero y familia en eso y pelearla hasta que el campo diera leche, literalmente. Por eso no está de acuerdo con la narrativa de “no hay emprendedores en el sur”. “Es tiempo de darle otra mirada no sólo a nuestra historia individual sino a la historia colectiva que hemos armado”. 

La confianza para un emprendedor es uno de los factores más importantes a la hora de tener éxito, ya que uno de cada diez Startups sobrevive. El 65% de las Startup falla por problemas de equipo o relaciones humanas. Tenemos que erradicar la idea de que el emprendimiento es solo bonito y que todos vamos a cambiar el mundo. No: El emprendimiento es tremendamente difícil. Requiere de habilidades blandas agudas y muy desarrolladas. Implica también mucha soledad y una cuota de locura y testarudez. Pero más que nada implica un compromiso a prueba de todo. “Va mucho más allá que un negocio. Siento que estamos en un mundo y en una generación que se dio cuenta antes de que no podemos hipotecar nuestras vidas entregando 60 horas a la semana por algo que no es relevante. Es mejor invertir 24/7 en algo que realmente crees”.

No podemos hipotecar nuestras vidas entregando 60 horas a la semana a algo que no es relevante Clic para tuitear

Stephie cuenta orgullosa que creció con padres que creían en ella. “Creo que mi vieja nunca se rió si le dije alguna vez que quería cambiar algo en el mundo, eso es clave.  La mayor parte del tiempo como emprendedor es enfrentar dudas y un zig zig enorme de altos y bajos en la conversación que uno tiene con uno mismo. Si hay alguien que te conoce lo malo y lo bueno y aún así cree en ti, siempre puedes volver a esa esencia”. 

Creo que mi vieja nunca se rió si le dije alguna vez que quería cambiar algo en el mundo, eso es clave.

Sin duda que la seguridad y autoconfianza adquirida desde la infancia es otro ingrediente para cocinar a un emprendedor exitoso. Es por esto que Persona Heroes es un proyecto que exuda confianza, porque se sustenta principalmente de buenas acciones y de cómo las personas premiamos la amabilidad en el mundo.

La importancia de observar

Knopel

“Por más de 5 años hice un seguimiento a un par de nuevas tendencias que encontré interesantes en las nuevas generaciones millennials y Z. Algo que me llamó la atención era el nuevo mindset respecto al impacto positivo que uno puede tener y como las nuevas generaciones lo ven como un “must”, un requisito en la vida, una ecuación de inteligencia y reputación. 1 de cada 3 historias que vemos en Social Networks tienen que ver con personas normales haciendo actos positivos extraordinarios. Ese contenido es 93% mas “engaging” que cualquier otro contenido.

Fue ahí cuando empece a pensar en que por 200 años hemos construido sistemas en el mundo que miden cuan mala es la gente (antecedentes penales, sistema carcelario, etc) hemos conseguido una sociedad castigadora pero que no sabe como premiar y reconocer el impacto positivo.

De ahí nació  Personal Heroes: estamos construyendo el opuesto a Criminal Records, porque creemos en la hiper democracia de heroísmo. Sabemos que el efecto transformador que eso tiene en un mundo donde la economía colaborativa está impulsando que hagamos transacciones y compartamos parte de nuestra vida más intima (nuestra cama AirBNB, nuestra casa y comida EatWith) con gente completamente desconocida. Es tiempo de que agreguemos más data de quien es esa persona en la vida real, más allá de si tiene 5 estrellas que miden solo su performance. Tenemos que capturar una mejor parte de nuestra humanidad para navegar nuestra reputación online. Eso es Personal Heroes”.

Estamos construyendo el opuesto a Criminal Records, porque creemos en la hiper democracia de heroísmo

El emprender es un camino lleno de aprendizaje, pero también de obstáculo, en el cual es frecuente cometer errores o no tomar decisiones adecuadas, pero el arrepentimiento no forma parte del lenguaje de esta inquieta y visionaria mujer valdiviana.

“Creo que a veces se cae en la postura de “no me arrepiento de nada” de forma facilista. No es que no me arrepienta de nada, es que arrepentirse no invita a la acción, es un concepto pasivo: los emprendedores estamos cometiendo errores todos los días – yo creo que minimo hago 3 errores diarios- y de lo que me enorgullezco es que en vez de verlos como errores, somos capaces de convertirlos en aprendizajes de forma ágil. Se trata de “optimizar el error”. Para eso hay miles de “hacks”, fórmulas y métodos. 

El sentirse orgulloso y avanzar también tiene que ver con algo de lo que muchas veces las personas tratan de escapar: separación y un poco de dolor. Separación porque seguramente para emprender dejarán un equipo, un sueldo, etc.  “En mi caso implica estar lejos de gente que adoro, de un país que miro desde lejos a veces con nostalgia, alegría y otras con preocupación. Dejar la zona de confort duele.

Dejar la zona de confort duele.- @stephieknopel Clic para tuitear

Pero es un dolor bonito porque viene acompañado de una buena capacidad de valorización y un estado constante de propósito. Estoy lejos porque tengo algo que me hace sentir en casa donde vaya: Una idea y una visión a futuro que es mas grande que un lugar geográfico. PersonalHeroes es mi casa. Da lo mismo donde este mientras esta compañía crezca, no solo como negocio, sino como visión”.

Stephie Knopel mentoriando en Nube Cowork

Sinceramente nos alegra que Stephie sea una de los mentores que junto a otros está apoyando el programa de mentorías gratuitas para miembros de nuestra comunidad.

 

Escrito por

Tag's:  

Últimos post

Post relacionados

Diseño por Estudio Brief